martes, 27 de noviembre de 2007

días garabatos


En días como hoy,
a la vida se le antoja

ser un castillo de naipes,

con sus corazones,

diamantes, y piques

desbaratándose...

Mientras tanto,

ni trato de que no se caiga...

que sea lo que

tenga que ser...

o que no sea más que un puñado

de cartas amontonado.

18 comentarios:

claudia dijo...

exacto, cuando uno ya vivió bastantes cosas, llega un momento, en que sólo deja fluir, ya sea por cansancio, o por esperar que surja, y sea lo que tenga que ser

no se pueden forzar situaciones, y cuando todo esta medio confuso, desbaratándose, es mejor esperar a ver que sucede...o no

un abrazo
claudia

RAMMSES dijo...

Hola linda, haces bien, no dejes que eso te acabe por consumir. Procura, ante la inminente caída y caos, quedarte con los ases. Y vuelve con fuerza.
Un beso y abrazo.

CurroClint dijo...

Pues mientras sólo sea eso...
Algo en equilibrio muy inestable y perfectamente reconstruible, sin consecuencias en su destrozo y sin molestia en retomarlo... Cómodo, desde luego. Curioso símil.
Besos

Esther Hhhh dijo...

Que complicado resulta a veces esto de respirar...

Besitos y animos

PIZARR dijo...

Pues me parece que esa es la postura más sabia... dejar pasar la vida... el tiempo... cuando la vida se nos tuerce... porque con seguridad, de pronto, todo volverá a su cauce... a su sitio.

De esa manera no gastaremos energías intentando forzar situaciones o enderezar entuertos, que seguro por si solos encontrarán la solución.

UN BESO DESDE EL MUNDO DE LOS SUEÑOS

EsSa dijo...

Dejar que sea lo que tenga que ser... Me ha gustado el planteamiento.

Un saludo.

cuchhhi dijo...

precioso post, lleno como tu espíritu ilimitado...

Oscar Ramirez dijo...

los naipes son como pequeñas caricias al cielo... te gustó "mujeres de ojos grandes"?...

podemos compartir opiniones

Javier Herque dijo...

Lo importante es la seguridad, la calma, la pasión que reside en esas “manos”…su capacidad para levantar con nuevos, con viejos naipes un ¿nuevo? ¿viejo? castillo y desde sus almenas continuar sabiendo-sintiendo que aun queda vida por vivir y combustible que quemar.

Un beso.

tanguetto dijo...

Sólo juntas las cartas y a barajar nuevamente...

MAYA dijo...

Hay días así, que hay que dejar todo al azar. Y esperar que el destino marque sus propios senderos. Son esos días en que sólo nos queda ser observadores.

Un beso,

Maya

Aprendiza de risas dijo...

Lo que tenga que ser, será... Así que mejor tomarse la vida con filosofía.

Besos guapa,

Fernando dijo...

Dios no juega a los dados, me temo que a las cartas tampoco. La próxima partida la ganas tú.

Freyja dijo...

a veces la perfeccion se logra por instantes y luego todo se cae
pero la gracia es volver a tener la perseverancia de volver a comenzar siempre y no darse por vencido
gracias amiga bella por tus saludos en Lagrimas y tu compañia, me encantaron y me llegaron mucho tus belas palabras
mil disculpas por no haberte contestado antes pero continuo enferma y me sigo dando mucho animo y fuerzas, por eso voy lentamente contestando los saludos y visitando a los amigos
gracias
te dejo muchos cariños y que estes muy bien, un abrazo grande
mil besitos


besos y sueños

Roky Rokoon dijo...

estimada amiga, que pasa que hace tanto qeu no postea?? se la extraña x aqui, beso

Batsi dijo...

Los sueños son asi; les das un soplo y se desvanecen...

Naimad dijo...

En esos días es cuando mas replica en mi cabeza una de mis frases de cabecera: barajar y dar de nuevo. Besos

WALDEN dijo...

Hola Aimée, espero que no te importe si tomo la imagen de este bello post para uno de mi blog. Espero que tu silencio no sea definitivo. Saludos desde la cubierta de otro velero que surca la red.